Pura Sangre de Carreras ( SPC )
Pura Sangre de Carreras ( SPC )
 

 
El Arabe
Español o Andaluz
Angloarabe
Azteca
Berberisco
Costarricense de Paso
Cuarto de Milla
Criollo
Criollo Brasilero
Criollo Chileno
Falabella
Frison
Hannoveriano
Holstein
Lipizzano
Lusitano
Oldenburgues
Paso Fino
Paso Peruano-Argentino
Petizo Argentino
Polo Argentino
Pura Sangre de Carreras ( SPC )
Silla Argentino
Silla Americano
Silla Brasilero ( Mangalarga )
Silla Frances
Trakehener
Westfaliano
Tiro Argentino
imagen
Origen : Gran Bretaña.
Raza creada por los ingleses, a finales del siglo XVIII, cruzando yeguas locales con sementales Pura Raza Arabe.
Características: Bellísimo animal, de cuerpo aerodinámico, con extremidades finas, cabeza delicada y distinguida de perfil recto, su físico esta asociado a una gran personalidad, pero su carácter es muy sensible, por lo cual es esencialmente importante que tengan un muy buen trato desde su nacimiento, las hembras son especialmente mas dóciles.
Cabeza: Proporcionada al largo del cuello, frente ancha, ollares amplios y ojos vivaces.
Ojos: de mirada inteligente, grandes, expresivos y de color pardo.
Cuello: Fino y bien unido.
imagen
Dorso y lomo: Deben tender a la línea horizontal desde la cruz al nacimiento del anca.
Grupa (anca): Bien musculosa, y cuanto mayor sea la extensión desde la punta del hueso del anca hasta la punta de la nalga, tanto mejor. Desechar aquellos ejemplares lunancos por atrofia muscular u ósea.
Muslos: Los músculos de la región que van de la punta del anca a la rótula (chiquizuela) deben estar bien desarrollados, por ser ésta la palanca impulsora en los movimientos
Pecho: El ancho entre la punta de ambos encuentros no deberá ser excesivo para esta especialidad.
Espalda (paleta): Debe ser musculosa, larga y oblicua formando un ángulo de sesenta grados.
Tórax: Por ser cavidad que alberga la fuente donde se genera la oxigenación orgánica, debe ser amplio y profundo.
Manos: Deben ser bien aplomados, siguiendo la vertical que va de la punta del encuentro al medio del vaso. Deben desecharse las cuartillas muy largas, los sobrehuesos en nudos, cañas y rodillas, los tendones deben ser limpios y secos.
Patas: Deben ser bien aplomados y la línea vertical que nace en la punta del anca, debe caer por detrás y rozar el garrón, muy cerca de la zona media posterior del vaso. Descartar aquellos animales que tengan sobrehuesos en las caras internas, lateral o anterior y punta de garrón.
Vasos: Los vasos deben ser preferentemente color negro, no muy playos. Deberán desecharse los cascos de mula, cerrados de talones y los que presenten senos horizontales (rigurosidades) o rayas verticales u horizontales (grietas).
Estas características estan acordes con lo que hace la razón de ser un caballo de carrera: velocidad y fondo (resistencia).
Alzada: entre 1.60m a 1.70m
Pelaje: de textura sedosa, pelo corto y brillante, en su mayoria son zainos, alazanes y tordillos.
Salud: las extremidades al ser tan finas y por comenzar el entrenamiento deportivo desde muy temprana edad ( a los 18 meses comienza su entrenamiento y a los dos años ya están corriendo), son muy frecuentes los problemas en los tendones, además, los intestinos son muy irritables por ende se dan con mas frecuencia que en otras razas, los cólicos gastrointestinales.
Aptitudes: es una raza deportiva por excelencia, en velocidad es el numero uno, en salto de obstáculos, se impulsa perfectamente, por lo que si su jinete sabe montar correctamente, tendrá en sus manos a un animal fácil de conducir y de manipular que responde muy bien a las ordenes. Solo será necesaria una pequeña reeducacion para convertirlo en un perfecto animal de salto o simplemente para usarlo como animal de paseo. Esta reeducacion debe ser realizada por un ESPECIALISTA, dado que como primeras medidas hay que realizar:
*La remusculacion de la espalda y la parte trasera del cuerpo del animal, ya que de forma natural en las carreras galopa sobre sus hombros.
* Reestructuración en la dieta, disminuyendo en forma paulatina las cantidades de avena, dado que la misma otorga una gran dosis de energía, y brindarle la posibilidad del acceso a pasturas durante la mayor cantidad de horas posibles. Esta combinación ayudara aun mejor manejo del animal ya que calmara su carácter.
Estas medidas se complementaran con un trabajo regular y una adaptación progresiva a su nueva silla, nunca se debe trabajar a un Pura Sangre a la fuerza, hay que ser vigilantes e ir controlando su velocidad en todo momento.
imagen
La Elección de un Potrillo
Tres son los factores principales que prevalecen en la elección de un potrillo de dos años de esta raza: Conformación ósea muscular; antecedentes clínicos y antecedentes genealógicos. Lo antedicho, como toda regla, está sujeto a excepciones, pero en la masa de productos que salen a competir el 80 por ciento responde a estas tres condiciones
1. CONFORMACIÓN
Variara de acuerdo con la especialidad deportiva a que será destinado el producto. La primera observación será de conjunto. Como toda obra tiende a la perfección, la armonía de las formas ira unida al ritmo y soltura en los movimientos al paso y trote. Luego se procederá a observar las distintas zonas del animal en forma sistemática.
imagen
ANTECEDENTES CLÍNICOS :Examen del aparato cardiovascular, respiratorio y genital. No deben olvidarse que si bien son animales que no fueron sometidos a los rigores del entrenamiento, hay deficiencias orgánicas que se transmiten, o afecciones adquiridas durante la crianza que, al no ser tratadas convenientemente, dejan huellas orgánicas que se manifiestan y se agravan con las exigencias del vareo.
3) ANTECEDENTES GENEALÓGICOS: Del pedigree:Hay que poner especial énfasis en la rama materna, en la línea ascendente hasta los bisabuelos y tatarabuelos. Hay familias prodigas en transmitir sus aptitudes corredoras a través de sus nietos y tataranietos.El valor de un pedigree esta proporcionado a los éxitos de los productos. La combinación en el apareamiento de las familias de antecedentes probados a través de sus pasos por las distintas pistas, en el extranjero y en el país, es una magia en que la paciencia y la constancia de un criador irán de la mano con la ayuda providencial de esa varita mágica que es la genética.
Con todos estos antecedentes y la ayuda importantísima de la dirección técnica de un buen preparador, habrá mayores posibilidades de éxito, pues no debemos olvidar que muchos grandes potrillos se malograron por fallas en la compleja dualidad entrenamiento-alimentación.
imagen